¿Sería posible exportar sin Internet?

Cuando los “relativamente jóvenes”, consideremos menos de 10 años de experiencia laboral, intentamos imaginar cómo se exportaba antes de la irrupción del fenómeno que cambiaría el mundo, Internet, nos cuesta concebir un hecho así.

Hoy en día la internacionalización lleva su tiempo, pero ¿cuánto llevaría de no existir Internet (email, páginas web, plataformas B2B, redes sociales, etc.)? Nos imaginamos un teléfono fijo, incluso con operadora incluida, un fax y un listado de empresas conseguido vía diplomática…no son muchos recursos en comparación con los que contamos en la actualidad, la verdad.

El mundo se ha globalizado, no cabe duda, y todo gracias al flujo de la comunicación e información y, por tanto, de bienes. Internet, obviamente, ha sido el artífice de todo esto.De ahí que hoy en día sea imposible concebir un mundo globalizado y el negocio internacional sin el uso de Internet.

Nuestra empresa debe estar visible para poder ser conocida, bien sea a través de una página web, posicionada adecuadamente, redes sociales, plataformas B2B, etc., o cuánto mejor, a través de una combinación de todos los recursos que nos ofrece la red, que no son pocos.

Sin duda, Internet se ha convertido en el compañero de viaje de todas las empresas exportadoras y en el vehículo más rápido para llegar a cualquier parte del mundo en instantes. Eso sí, hay que marcarse la ruta y saber conducir este vehículo para lograr llegar al destino deseado.

Referencia: http://bit.ly/1jQ9Zo5

Modificado por última vez enViernes, 27 Diciembre 2013 18:07

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.